El cachopo del Pisón

Publicado en General el 3 de Octubre, 2007, 9:53 por themackintoshman

Etímológicamente cachopo significa tronco de arbol seco, lo cual no tiene nada que ver con este plato al que los franceses llaman Cordón Bleu, sin embargo si lo concebimos como variante del vocablo gallego Xacobo, entonces nos encontramos con el mismo plato, el San Jacobo, y que seguramente, aunque no aparezca en ningún libro de cocina gallega sin duda por el olvido en que cayó la peregrinación jacobea en los ultimos siglos, debía ser uno de los platos de lujo con que se obsequiaba a los grandes señores cuando por fin cruzaban Piedrafita.

Según wikipedia:

El cachopo es un sandwich típico de Asturias, España.

Características

Consiste en una especie de sandwich de jamón, queso, espárragos, etc... en el que en vez de pan se utilizan dos filetes de ternera, aunque también se pueden utilizar de pescado o incluso vegetales, como berenjenas o champiñones laminados. El conjunto se come frito y caliente tras ser rebozado en harina y huevo. Suele ir acompañado de patatas o guarnición. El cachopo es uno de los manjares culinarios de la cocina asturiana.

Curiosidades

Existe un grupo gastronómico de Oviedo llamado "Cachopo", el cual se reúne todas las Navidades desde 1.996 para disfrutar de este manjar. Cuidado al pedirlo en restaurantes. A veces, debido a su 'generoso' tamaño, basta con pedir medio cachopo. Se suele servir con patatas fritas, que suelen estar debajo del cachopo, debido a que no hay sitio en el plato para ponerlas al mismo nivel.

Receta del Cachopo:

http://www.vivirasturias.com/asturias/turismo-rural/129672/86777/0/cachopo/index.html

Ultima actualización el día: 8/3/2005
Tarjeta de visita v-card: Descargar
Situación: España

Descripción:
Ingredientes

2 filetes por cabeza
4 lonchas de jamón
4 de queso
huevos
pan rallado
sal

Preparación

En primer lugar, sazonaremos los filetes con ajo y sal, y los dejaremos así durante aproximadamente un cuarto de hora. A continuación, colocaremos sobre uno de los filetes una loncha de jamón y encima de ésta otra de queso, cubriendo todo esto con otro filete y dejándolo reposar más o menos el mismo tiempo que empleamos anteriormente con el adobo.
Transcurrido este tiempo, pasamos a rebozar los filetes ya rellenos, primero en huevo batido y luego en pan rallado, para echarlos seguidamente a freír en una sartén con aceite bien caliente, hasta que adquieran un apetitoso color dorado.
Existen diversas variaciones en cuanto al relleno a emplear; los aquí utilizados son los que están más generalizados, lo que no cierra el paso a que la imaginación del cocinero lleve a añadir a estos ingredientes básicos otros especímenes de sabores varios; así, espárragos, champiñones, pimientos...
Ahora que habéis leido todo el rollo,y os pregunáis el por qué del mismo, os pido un poco de paciencia, todo lo anteriormente dicho,sirva de introducción para la gente que lee éste blog, y no sea asturiana,no haya tenido la suerte que yo tuve, de vivir tres años y medio en Oviedo.
Hay un sitio, donde sirven un cachopo extraordinario, se llama El Pisón, en San Claudio, Asturias; S. Claudio, es un pueblecito a unos siete kilómetros de Oviedo, al que se llega por una carretera de conducción agradable,que discurre, a la vera del monte naranco, una carretera que discurre,entre verdes pastos; yo descubrí ése sitio,gracias a un cliente, al que tuve que invitar un día a comer, y me propuso ir allí, la verdad es, que a mí ma daba lo mismo, so,que arre.
Llegamos al Pisón, y aparcamos en el parking, por cierto,que hay que estar al tanto,para no pasarse la entrada del mismo.
El restaurante, es el típico de mantel de papel, limpio, pan de hogaza,y botella de medio litro de gaseosa, yo le dije al cliente,que pidiera el,ya que el fué el que me llevó, pedimos dos cachopos,y una ensalada, y nos costó terminarlo; el cachopo era como mi antebrazo, con guarnición de patatas fritas,champiñones,y arbellos - guisantes-.
Me satisfizo tanto el sitio,que repetí varias veces,con mis compañeros de piso, y con mi buen amigo "Moreda", hombre de buen comer,  buen beber y de mejor conversación, estábamos comiendo, y observo que no come los guisantes, y le pregunto:
- "¿Qué pasa,no te gustan los guisantes?"
El, rápido,me mira y me responde:
- " Los arbellos son como los pelos del coño,los apartas , y sigues comiendo"