Noviembre del 2007


Como una novela

Publicado en Apuntes de la moleskine el 28 de Noviembre, 2007, 18:29 por themackintoshman

En 1992, Daniel Pennac, escribió, "Como una novela", "Comme un roman" - por si hay algún lector del plan del 51- y, 15 años después, mi amigo Luisal, Duque de Boñar, y Condestable de Adrados, me hizo la merced, de regalarme éste libro, bajo promesa de comentarlo, una vez terminado el libro.

Yo, que soy un lector irregular, de los que leen a tirones, de ésos a los que hay temporadas en las que no le despegas del libro, capaz de trasnochar o madrugar para leer, también soy de esos que no tocan un libro en otras temporadas, bien, pues , me he aplicado a la lectura del librito de Pennac, de fácil y cómoda lectura, puesto que, no llega a las docientas páginas, - creo que tiene unas 177-, y con capítulos cortos, aunque de larga digestión, pues tiene mucha "miga", y para digerirla, utilizo ésa técnica que reventará a mi amigo que, como  Malaquías de Hildesheim, ejerce de bibliotecario, puesto que me dedico a subrayar las ideas que me parecen interesantes, y a iluminar los márgenes con observaciones propias, en tinta, que no a lápiz, pues éste, me parece muy perecedero.

De lo que llevo hasta ahora, voy por la mitad, debo decir que hay múltiple glosas por mi parte, ya que, su contenido es muy revelador, y educativo - sobretodo, para futuros padres- de él, he extraido,por el momento, una serie de ideas como aquella que dice que hemos dejado la tele como recompensa, y la lectura, como tarea, o aquella que dice que, los peores padres, tienen principios pedagógicos buenos, y los mejores pedagogos,los tienen execrables.

Pero hay una idea, que es la que más me ha llamado la atención hasta el momento, y es la del fomento de la lectura compartida, entre padres e hijos, aquella que provoca el ansia por saber más de la historia por parte del niño,esa curiosidad,ése deseo, es el que hará que el niño, al crecer, siga queriendo leer, dado que la lectura, no tiene que ser un  deber, sino, un placer.

Mucho me temo, que, según avance en la lectura, mi bolígrafo, continuará volando por las páginas de ésta obra, mez´clándose mi manuscrito con la letra impresa, y lo que más me temo, es que, deberé comprar una buena botella de ron,para cuando mi amigo y yo, discutamos nuestras impresiones sobre el libro, la conversación, será larga, y el gañote se nos secará de todo aquello que hay que decir sobre el tema y sus alrededores.

Yo, por mi parte, creo que éstas navidades , regalaré un par de ejemplares.

COMO UNA NOVELA
de
PENNAC, DANIEL
EDITORIAL ANAGRAMA, S.A.
13.0x20.0 cm      176 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788433913678
Nº Edición:1ª ED., 8ª IMP.
Año de edición:2001
Plaza edición: BARCELONA

Un pelín

Publicado en León,sitios,historias y tradiciones el 13 de Noviembre, 2007, 10:53 por themackintoshman

La Real Academia de la Lengua Española, la palabra pelín, no la recoge en su diccionario, supongo yo que, de hacerlo,la tomaría como diminutivo de pelo, junto a pelillo; sin embargo, y esto es algo que mucha gente ignora, el pelín, o un pelén, es una medida universal leonesa, lo mismo de distancia, "está un pelín lejos", que de temperatura, "está un pelín fresco". 

Nos sirve a los leoneses el pelín, o un pelín,para decir que a la comida le falta sal, "está un pelín sosa", o ,cuando vamos andando a algún sitio,tras una caminata, solemos decir,"esto,está un pelín lejos,¿no?"

Ai algún hostelero leonés escuchara de uno de sus parroquianos : "échame un pelín de leche",el hostelero sabrá inmediatamente lo que debe hacer, echar un golpecito de leche e, inmediatamente,preguntar: ¿"así"?.

Es el pelín, o un pelín, parte de nuestra cultura, de nuestra forma de ser, si vamos a llegar tarde  , y tenemos la decencia de avisar de nuestro retraso, diremos: "voy a llegar un pelín tarde", o si , después de golpearnos el  dedo gordo del pie, contra el borde de la cama, nos preguntan,¿"Te duele"?, nosotros, respondemos, invariablemente, "un pelín", y es muy posible que nuestro interlocutor responda: "pues sabe a teta",pero eso,eso es otro cantar.

Podría seguir  poniendo múltiples ejemplos,pero creo que el post se haría un pelín pesado, y no es esa la intención del que suscribe.

En San Roque...

Publicado en León,sitios,historias y tradiciones el 8 de Noviembre, 2007, 11:12 por themackintoshman

Un par de veces, visité Portilla de la Reina; el pueblo del padre de un amigo, una localidad, de la montaña leonesa,en la parte nordeste de la provincia, de hecho,hay un pico cerca de éste pueblo, que lo llaman de las tres provincias ya que en el confluyen,León,Palencia y Cantabria.

 Es Portilla, un pueblo en la falda de varios picos, con un paisaje, de un  verde precioso, la localidad, está partida en dos barrios - el de la Mula, y el de la Iglesia ,por culpa del río Yuso, donde de seguro, la muchachada del lugar, iba a tirar piedras,a hacer la rana, que se dice -  ya sabéis, coger un canto "rodao", y poniendo el brazo, a la altura de la cintura,lanzarlo para que rebote por la superficie,pegando,cuantos más botes,mejor -  y a bañarse,aunque,para ésto último,hace falta una gallardía,propia de los recios habitantes de la zona,pues, es frío y en invierno, más de una  y de dos veces, la nieve, se presenta, e incomunica a los 15 o 20 habitantes fijos,un par de días o tres, en el mejor de los casos.

Decía que, hay dos barrios, en uno de ellos - supongo que el la Mula, hay un bar, donde, habitualmente, está aparcado el autobús,porque, el conductor, vive en ese barrio,oye, unos aparcan en la puerta de casa el Mercedes, y otros, con dos cojones, aparcan el autobús.

La carretera, abandona el pueblo hacia San Glorio, una carretera típica de montaña, con curvas y contracurvas, estrecha, con ésos típicos quitamiedos de hormigón, con forma rectangular que delimitan el desnivel que hay, desde la carretera, hasta el lecho del Yuso.En esa carretera, te puedes encontrar vacas, vacas que se creen dueñas de la carretera y que, si te cruzas con ellas, te miran desafiantes, y no se apartan.

Me contaba éste amigo, que vive enfrente - bueno,tiene la casa familiar - enfrente de la Iglesia de Santo Tomás - iglesia que, desde su campanario , como en tantos otros pueblos,sige marcando el ritmo de la zona con sus campanas - que un año, en las fiestas de san Roque , patrono de la localidad,  y de media España, estaba la juventud del lugar,- hablamos de los 60, pues su padre estaba en el ajo, y era jóven -, estando en el baile, frente al templete de la música,- que no era el que yo estaba viendo, pues lo habían remodelado, y dejado "muy guapo", aunque, con el agua del tajado vertiendo hacia la plaza.... - se les terminaron los refrescos para los combinados...y el alcohol también, quedándoles sólo,para mitigar la sed, cerveza, y orujo, pòr lo visto, estaban tan animados, tan contentos, tan "altos"  y agusto que, para continuar con la fiesta y el alborozo,no se les ocurrió otra cosa que hacer cerviorujo, es decir, cerveza + orujo.

No sé como terminó la cosa, ya que mi amigo, o no lo sabía él tampoco, o no quiso contarlo, el caso es, que , efectivamente, se hizo buena ésa frase de un rey leonés que dijo de los leoneses: "Tengo un Toro, que me da vino, y un León, que me lo bebe", y si no hay vino, en León,ya encontraremos algo que llevarnos al gañote....tranquilo,señor monarca,que sed,no pasaremos.

30 de febrero

Publicado en Cosas curiosas el 5 de Noviembre, 2007, 17:32 por themackintoshman

Mirad, y ved, que hubo un par de 30 de febrero, yo no tenía ni idea...

Febrero tiene 28 ó 29 días. Sin embargo, tres veces a lo largo de la historia, y sólo en determinados países, ha habido un 30 de febrero.

Calendario sueco - febrero de 1712
Calendario sueco - febrero de 1712

En Suecia (entonces llamado Finlandia, era parte del reino de Suecia) seguía el calendario juliano, pero iba a adoptar paulatinamente el calendario gregoriano. Para ello, a partir de 1700 iba a omitir un día cada año, para llegar finalmente al calendario gregoriano en 1710 (Algunas fuentes afirman que iba a omitir los días bisiestos a lo largo de 40 años). Así, se quitó un día en 1700, pero no se hizo ninguna reducción más, con lo que el llamado calendario sueco -  El calendario sueco utilizado en Suecia desde el 1 de marzo de 1700 hasta el 30 de febrero de 1712 equivalía al calendario juliano pero con un día de diferencia.En noviembre de 1699 se decidió que Suecia empezaría a adoptar el nuevo calendario gregoriano a partir de 1700. El proceso debía reducirse gradualmente un día por año, durante once años. Algunas fuentes indican que la intención era saltarse todos los días intercalares entre 1700 y 1740, para acercarse al calendario gregoriano.Según el plan, el año que era bisiesto en el calendario juliano no lo fue en Suecia, pero no se efectuaron más reducciones suplementarias en los años sucesivos. En 1711, el rey Carlos XII declaró que Suecia abandonaría este calendario, que no se utilizaba por ninguna otra nación y que no cumplió su objetivo en favor del regreso al antiguo calendario juliano. Para volver a sincronizarse con este hizo falta añadir un día suplementario en febrero de 1712 que se convirtió doblemente en bisiesto y contó con un mes de febrero de 30 días.En 1753, Suecia finalmente utilizó el calendario gregoriano y el salto de once días se llevó a cabo pasando del 17 de febrero al 1º de marzo.A pesar de esto, Suecia no aceptó las reglas gregorianas para determinar Pascua hasta 1844. - se adelantaba por un día al calendario juliano, pero aún tenía diez días de retraso con respecto del gregoriano. La confusión tocó a su fin cuando, en 1712 hubo dos días bisiestos, con lo que ese año tuvo un 30 de febrero. Ese día corresponde al 29 de febrero del calendario juliano y al 11 de marzo del gregoriano. Al final, Suecia adoptó el calendario gregoriano en 1753.

En 1929, la Unión Soviética introdujo un calendario revolucionario en que cada mes tenía 30 días y los cinco o seis días restantes eran fiestas que no pertenecían a ningún mes. En 1930 y 1931, hubo un 30 de febrero en la URSS, pero en 1932 los meses volvieron a ser los de antes.