En San Roque...

Publicado en León,sitios,historias y tradiciones el 8 de Noviembre, 2007, 11:12 por themackintoshman

Un par de veces, visité Portilla de la Reina; el pueblo del padre de un amigo, una localidad, de la montaña leonesa,en la parte nordeste de la provincia, de hecho,hay un pico cerca de éste pueblo, que lo llaman de las tres provincias ya que en el confluyen,León,Palencia y Cantabria.

 Es Portilla, un pueblo en la falda de varios picos, con un paisaje, de un  verde precioso, la localidad, está partida en dos barrios - el de la Mula, y el de la Iglesia ,por culpa del río Yuso, donde de seguro, la muchachada del lugar, iba a tirar piedras,a hacer la rana, que se dice -  ya sabéis, coger un canto "rodao", y poniendo el brazo, a la altura de la cintura,lanzarlo para que rebote por la superficie,pegando,cuantos más botes,mejor -  y a bañarse,aunque,para ésto último,hace falta una gallardía,propia de los recios habitantes de la zona,pues, es frío y en invierno, más de una  y de dos veces, la nieve, se presenta, e incomunica a los 15 o 20 habitantes fijos,un par de días o tres, en el mejor de los casos.

Decía que, hay dos barrios, en uno de ellos - supongo que el la Mula, hay un bar, donde, habitualmente, está aparcado el autobús,porque, el conductor, vive en ese barrio,oye, unos aparcan en la puerta de casa el Mercedes, y otros, con dos cojones, aparcan el autobús.

La carretera, abandona el pueblo hacia San Glorio, una carretera típica de montaña, con curvas y contracurvas, estrecha, con ésos típicos quitamiedos de hormigón, con forma rectangular que delimitan el desnivel que hay, desde la carretera, hasta el lecho del Yuso.En esa carretera, te puedes encontrar vacas, vacas que se creen dueñas de la carretera y que, si te cruzas con ellas, te miran desafiantes, y no se apartan.

Me contaba éste amigo, que vive enfrente - bueno,tiene la casa familiar - enfrente de la Iglesia de Santo Tomás - iglesia que, desde su campanario , como en tantos otros pueblos,sige marcando el ritmo de la zona con sus campanas - que un año, en las fiestas de san Roque , patrono de la localidad,  y de media España, estaba la juventud del lugar,- hablamos de los 60, pues su padre estaba en el ajo, y era jóven -, estando en el baile, frente al templete de la música,- que no era el que yo estaba viendo, pues lo habían remodelado, y dejado "muy guapo", aunque, con el agua del tajado vertiendo hacia la plaza.... - se les terminaron los refrescos para los combinados...y el alcohol también, quedándoles sólo,para mitigar la sed, cerveza, y orujo, pòr lo visto, estaban tan animados, tan contentos, tan "altos"  y agusto que, para continuar con la fiesta y el alborozo,no se les ocurrió otra cosa que hacer cerviorujo, es decir, cerveza + orujo.

No sé como terminó la cosa, ya que mi amigo, o no lo sabía él tampoco, o no quiso contarlo, el caso es, que , efectivamente, se hizo buena ésa frase de un rey leonés que dijo de los leoneses: "Tengo un Toro, que me da vino, y un León, que me lo bebe", y si no hay vino, en León,ya encontraremos algo que llevarnos al gañote....tranquilo,señor monarca,que sed,no pasaremos.