Cuando el español canta....

Publicado en Apuntes de la moleskine el 11 de Diciembre, 2007, 13:30 por themackintoshman

Año 1936

17 de julio: Estalla la sublevación en Melilla. 
18 de julio: En las Canarias se subleva Franco y dirige un llamamiento a las divisiones y bases navales.
19 de julio: Al amanecer, se subleva Barcelona y otras guarniciones. Guardias de asalto y numeroso paisanaje, principalmente de la CNT-FAI, les combaten. 
 Formación de un nuevo gobierno en Madrid presidido por José Giral. Se decide entregar armas a las organizaciones sindicales y partidos de izquierda.
20 de julio: Ataque contra el Cuartel de la Montaña y contra los sublevados de Getafe y Carabanchel .
 En accidente de aviación muere en general Sanjurjo. Comienzan a perfilarse ambas zonas y se organizan columnas.
21 de julio: Se crea en Barcelona el Comité de Milicias Antifascistas.

23 de julio: Se forma en Burgos la Junta de Defensa Nacional presidida por Cabanellas.  Muere Onésimo Redondo en Labajos (Segovia).
24 de julio: La columna Durruti sale de Barcelona hacia Zaragoz
a.

25 de julio: Durruti toma Caspe. Aviones franceses para la República aterrizan en Barcelona. Se decide la ayuda alemana a los sublevados.
28 de julio: Llegan los primeros aviones enviados por Italia y Alemania.

....Y así, hasta el 1 de abril del 39, y luego...40 años de infamia para unos, y de paz para otros; al final, cada uno cuenta la historia, según le ha ido; a unos mal, a otros bien.

Muchas veces he tratado de imaginarme cómo fueron esos días,no a nivel de gobierno,no,sino a nivel de calle,de pueblo, ésos padres que ven, como su segundo hijo, natural como ellos de Tolibia, o de Cerulleda, el Tomasín, ya que el Tomás ,era su abuelo, se había marchado a finales del 34, a trabajar en la mina,en Asturias,pasando un frío día de invierno, el puerto de Vegarada, buscando el jornal que, las cuatro vacas,y el "prao" de su familia, no le podían proporcionar.

El Tomasín,pudo entrar a trabajar en el Pozo Barredo, en Mieres, cuando sólo contaba 17 años, el Tomasín, estaba contento, ya que el Pozo , estaba en el propio Mieres, y así podía cortejar a su prima Covadonga, -prima lejana por parte de padre- todo fué bien, durante año y medio, hasta había conseguido llevarla al baile de san Martín de Moreda, en la Bombiecha, en noviembre del 35, y a otros bailes más por la zona, en Mieres, en Ujo, en Turón....Tomasín, estaba contento,su prima,le hacía caso a sus "querencias".

El 18 de julio, fué, como siempre, a trabajar, y había un "run-run" en la mina, que si los militares se habían sublevado en Melilla,que qué iba a hacer el gobierno,que si les iban a montar un consejo de guerra...

A Tomasín, nada de esto le importó, hasta que, un día, allá por el 26 de julio, o así, les vinieron a recoger a la mina, unos milicianos,buscando jóvenes, a los que alistar como soldados, Tomasín, no tuvo ni opción de resistirse, ni de despedirse de " La su Cova", lo metieron a el, y aotros 35, en un camión, con fusiles,y municiones, y los llevaron camino arriba, pasada cabañaquinta,llegaron a unas trincheras, había una especie de jolgorio, de alegría de algunos, por creer que lo que hacían, contribuía a la libertad, algunos cantaban: "En la plaza de mi pueblo dijo el jornalero al amo "Nuestros hijos nacerán con el puño levantado".Esta tierra que no es mía esta tierra que es del amo la riego con mi sudor la trabajo con mis manos.", otros, miraban fotos desgastadas en sus carteras, y otros, apartados,tenían la mirada perdida.

Tomasín, se enteró de contra quien iban a luchar, contra los del otro lado, contra los de Tolibia, Cerulleda,Redipuertas,Valdelugueros..., con esos con los que había jugado al futbol de guaje, se había bañado en el río...¡CONTRA SU HERMANO!..a Tomasín, le fallaron las piernas, y casi se cae de espaldas, evitó la caida un guerrillero, de La Felgura, no le dijo nada, sólo, evitó que se cayera, y le dió una palmada en la espalda.

El combate se había interrumpido hasta el día siguiente, era el turno de los sanitarios, de recoger los cadáveres, y las armas de los caidos, de repente, Tomasín oyó voces desde el otro bando , al igual que los del lado en que el estaba, éstos,también cantaban: "Yo tenía un camarada.!Nunca lo hallaré mejor! Que en la gloriosa jornada iba, firme la pisada, al redoble del tambor. ¡Una bala, compañero!-¿Para quién de los dos es?Era el dialogo postrero,y bajo el plomo certerocayó tendido a mis pies.".

Tomasín, lo tuvo claro, no iba a disparar contra su hermano; conocía muy bien esos parajes, y decidión, amparado en la noche, cruzar las filas de uno y otro bando,para ver a su hermano,para juntarse con el. Cuando la noche cayó sobre el puerto de Vegarada, Tomasín, dejó su arma,y todo lo que le pudiera identificar como guerrillero de su bando, y, como una sombra,entre árboles, se fué de su campamento, en busca del los insurrectos.Anduvo despacio, tardó como unos 20 minutos en oir el temido:

- ¿¿Quién va?! - gritó el vigía-

-Tomasín, respondió.

-¿Qué Tomasín?, ¿el de Los Pintos?

-El mismo, el que "taba" en Mieres. y tu,¿ quien "yes"?

- Manolín, Manolín "el arropiero"

Tomasín, abandonó toda precaución y empezó a correr,para abrazarse al Manolín, uno de sus amigos de la infancia.

Le llevaron al campamento, y allí habló con quien estaba al mando y le permitieron quedarse con ellos; aunque ´Tomasín, hubiera preferido marchar al pueblo.

La guerra pasó, y Tomasín pudo volver  a Cerulleda, convertido en un hombre diferente al que había sido, se volvió tristón, huraño, la guerra le arrebató a su hermano, su madre, murió de Cólico Miserere, Covadonga, murió al estallarla un mortero cuando buscaba por Mieres un sitio donde resguardarse del ataque Nacional, tras la contienda,  a Manolín , sólo le quedaba un prao,y la casa de sus padres, y hasta eso lo perdió, el día que el jefe de Falange de la zona, le denunció por haber estado en el bando rojo, no hubo juicio, sólo el paseillo, a la salida de Valdelugueros, dirección León, dicen que cuando caminaba se le oia cantar:

Chalaneru, chalaneru,
¿qué lleves na to chalana?
Llevo roses y claveles
y el corazón d'una xana.

Si pases el puente
nun caigas al agua,
que los mios amores
son d'una chalana.

Son de la chalana, soi,
son del pueblín chalaneru,
que si la chalana muerre
muerre tol pueblín enteru.

Si pases el puente
nun caigas al agua,
que los mios amores
son d'una chalana.

Y probablemente, antes de los tres tiros que le metieron por la espalda, recordaba los bailes con Covadonga en la Bombiecha....

N.A: No sé si esto ocurrió o no, lo que si sé, es que pudo pasar.