Enero del 2009


De bares

Publicado en Apuntes de la moleskine el 28 de Enero, 2009, 11:40 por themackintoshman

No hay tasquero más borde,por norma general,que el tasquero leonés,quien regenta su casa, con mano dura para con el empleado y el cliente, supongo que va en la genética cazurra,compleja para el foráneo ; somos unos adustos reservados ante lo nuevo, me imagino que fruto de la memoria de los crudos inviernos,y los charcos helados.

No somos el pueblo más acogedor para alguien al que su empresa le manda a trabajar aquí, conozco a más de uno que, no se armó de la paciencia suficiente y nos mandó a paseo,marchándose por donde había venido, y eso, es extrapolable  al tasquero leonés que, entre vinos y tapas,masculla su descontento general,y ni siquiera,trata de disimularlo con una sonrisa.

Suele tener más de cuarenta años,más tiros que el gallo de la pasión, y arremangado de noviembre a noviembre,como decía Lorca, sirve las consumiciones y las tapas.

Pero no con todos es así,hay un selecto grupo,con los que es hasta simpático,son los parroquianos; adquirir tal condición,requiere armarse de paciencia y valor para iniciar la búsqueda de ese estado, es un camino largo, y de meta incierta,pues,el día  que lo  adquieres , lo haces sin darte cueta; simplemente,ocurre.Ese día,el tasquero te saluda de manera diferente,ese día,el gesto del tasquero,de habitual  enjuto,hosco,y en las mejores ocasiones,carente de toda expresividad, se muda en una leve sonrisa y reconocimiento, que se traduce en verte servido,sin pedir nada,ya que recuerda perfectamente lo que tomas, a veces,las  tapas son diferentes a las del resto de los clientes, e incluso, la barra adquiere propiedades mágicas,ya que los vasos se autorrellenan, sin que te haya dado tiempo a pedir otra ronda, y ese es el día en el que sabes que has llegado, sabes que te consideran "uno de los nuestros", el camino puede que haya sido largo,pero una vez allí, tienes la sensación de entrar en un círculo de elegidos, otros que adquirieron antes que tu el "status" de parroquiano, te saludan, a veces entablas conversaciones con ellos, e incluso, comentas conel camarero el futbol o lo último que publica el Marca, no siendo extraño ver una conversación espontánea entre dos o tres abonados, cada uno de su padre y de su madre, y el tasquero.

Te das cuenta de que perteneces , dsde ese momenyo, a esa estirpe de ilustres parroquianos que has visto desde niño,- cuando ibas con tus padres a algún bar - acodados en la barra ( por que el parroquiano de verdad,es de barra ) , con gesto de estar igual de cómodos que en el salón de su casa....

Desde aquí , y con todo, Dios bendiga y guarde a los tasqueros de León, que abren sus casas para que podamos reunirnos con nuestros amigos a charlar y tomar unas cañas....

Las gafas.

Publicado en Apuntes de la moleskine el 22 de Enero, 2009, 13:31 por themackintoshman
Leyendo las columnas de Trapiello, los relatos del sr. Flecha & Cía, me sorprenden muchas cosas en ésos bocaditos de costumbrismo,un tanto canalla y remolón, que se recrea en lugares, seres y estares del viejo reino,descubriéndonos una vida subtyacente en esta capital de provincias donde el postureo, y el "hombreo"* están a la orden del día; historias cotidianas, del día a día, de bares, "nocturnales", y pillerías de después de colegio.

Me cuestiono, cuando ésas imágenes llegan a mi cabeza, si ese León de Palio al Caudillo y partida de chapas ( a pesar de fielatos y obispos mandamases), era más divertido e interesante que el León de hoy, que exporta su esencia, y maravilla al mundo con su Musac pixelado, y su peregrinaje hacia la modernidad.

Me pregunto si ese León, bajo la epidermis manchada  por el carbón de las calefacciones, y de andares precavidos - no sea que "tornaras" en las resbaleras que el hielo formaba en la cuesta de S.Isidoro, no tenía una circulación más fluida por sus venas, y un rumbo en su caminar.

Quizás el problema sea, que la pantalla de nuestros portátiles - ventana hacia el mundo exterior sin movernos del salón de casa- nos vuelve hipermétropes a la realidad más cercana....

No sé, mientras lo averiguo, seguiré poniéndome unas gafas que me compré en la óptica Flecha,Trapiello & Cía.

¿Alguien conoce un buen oculista?





*Hombreo: Acción de hombrear.
  Hombrear: Saludos en los bares, de seres de afectada postura que, poniendo una manos sobre tu hombre, y mientras te da un apretón de manos,dice: "hombre", alargando la "o", en vez de un buenos días o un hola.
(N.A.)

El Abuelo.

Publicado en Apuntes de la moleskine el 19 de Enero, 2009, 9:46 por themackintoshman
El abuelo,lleva dos días postrado en una cama en la Clínica S.Francisco, con una máscara de oxígeno azul,que es prolongación de su nariz y mentón, y que le deja marcas en su ya arrugado rostro; el abuelo,no quiere estar ahí, y se queja con palabras ininteligibles,y pataleos que revuelven su ropa de cama; pero el abuelo es duro,es correoso, y el abuelo,no deja que la Parca se lo lleve,aún no, el abuelo, se agarra a este valle de lágrimas, y se abraza a su mujer,a la abuela, que en la cabecera de la cama,le vela, y mira con unos ojos que son mitad amor,mitad pena, y nos regalan escenas que,los presentes dudamos si seremos protagonistas algún día, y por primera vez, veo a mi abuelo, en mitad de ataques de ansiedad, dar un abrazo a mi abuela, y es que no recuerdo verle realizar numerosas y espontáneas muestras de afecto, y es que ya lo dije, el abuelo,es duro y correoso.
El abuelo tiene 92 años, y nació en un pueblo de Palencia, cerca de los límites con León, en Tierra de Campos, en la meseta castellana, el abuelo nació en medio de la Guerra del 14, aunque creo que a su pueblo,no llegó más,que un eco muy lejano; pasó una Gran Depresión, que debió de resultar igual de lejana, y una Guerra Civil, y esa,esa si que no fué lejana; Tetuán,y algún destino más, y según creo, gracias a haber estado entre coches desde los 14 años, los tiros que pegó,se cuentan con las manos; la guerra pasó, y llegó la mundial,pero en esa "el gallego",no nos metió, y el abuelo,y la abuela, se vinieron a León, los abuelos,eran falangistas,porque, según ellos,era lo que había que ser para estar tranquilos, pero de lo que realmente era mi abuelo, era del "Atleti".
El abuelo, era militar, de aviación, pero el de lo que se ocupaba era de los coches, y era el Chófer de confianza de mando de la base, le llevaba y le traía, a él , y a su mujer, daba igual que fueran navidades, domingos o demás fiestas de guardar, si d.José lo mandaba,  D.José lo tenía.
Del ejército de aquella época, al abuelo le quedó la disciplina, recuerdo verle hacer tablas de gimnasia hasta bien entrada la setentena, y la poca,o nula,demostración de sus estados de ánimo, y así encajó el hecho de ver como una de sus  tres hijos, se moría antes que el.
Y ahora, este hombre recio,de carnes enjutas,pero duro,como he visto pocos, está en una cama de un hospital,como un pajarillo,en los huesos, y mí,viendo esas cosas, se me "caen los huevos al suelo", en fín, "sic transit gloriae mundi"